REBELIÓN EN LA GRANJA

@lalibreriadeAndreu

Buenos días, el libro que os traigo hoy, lo he leído en una de las lecturas de dime un libro. Se trata de “Rebelión en la granja” de George Orwell, todo un clásico escrito en 1945.

La sinopsis nos explica lo siguiente:  “Un rotundo alegato a favor de la libertad y en contra del totalitarismo que se ha convertido en un clásico de la literatura del siglo XX. Esta sátira de la Revolución rusa y el triunfo del estalinismo, escrita en 1945, se ha convertido por derechos propio en un hito de la cultura contemporánea y en uno de los libros más mordaces de todos los tiempos. Ante el auge de los animales de la Granja Solariega, pronto detectamos las semillas de totalitarismo en una organización aparentemente ideal; y en nuestros líderes más carismáticos, la sombra de los opresores más crueles. La presente edición, avalada por The Orwell Foundation, sigue fielmente el texto definitivo de las obras completas del autor, fijado por el profesor Peter Davison. Incluye un epílogo del periodista y ensayista Christopher Hitchens, que pone de relieve la importancia del autor en nuestro tiempo. Marcial Souto firma la estupenda traducción, que se publicó por primera vez en 2013 y es la más reciente de la obra.”

¿Qué me ha parecido el libro?:

Orwell escribió el libro después de su participación en la guerra civil española, donde fue herido y perseguido por las fuerzas de Stalin, además ya había estallado  la Segunda Guerra Mundial y Stalin acababa de cambiar el pacto con Hitler por uno con el Imperio Británico y se había acercado a la Iglesia ortodoxa rusa, además había abolido el himno socialista “la internacional “.

Todo ello se ve reflejado en el libro, junto con su odio a la tiranía, su amor a los animales y su amor a la campiña inglesa. Su intención fue escribir una sátira de la revolución rusa que pudiera ser leída incluso por niños, y según mi punto de vista, lo consiguió.

Libro corto, rápido de leer, lleno de metáforas, en el que vemos como, poco a poco evoluciona un grupo y como los ideales se van adaptando a las necesidades del momento.

Me gusta la forma como esta sátira protagonizada por animales, critica las acciones de Stalin, en un momento de la historia donde era muy difícil manifestar estas opiniones

Frases para destacar:
  • Detesto lo que dices y defenderé hasta la muerte vuestro derecho a decirlo (Voltaire)
  • Libertad significa el derecho a decirle a la gente lo que no quiere oír
  • La cobardía actual es el peor enemigo al que tiene que enfrentarse un escritor o periodista
  • El hombre es la única criatura que consume sin producir. Los hace trabajar, (a los animales), les devuelve lo justo para que no se mueran de hambre y el resto se lo guarda para sí.
  • Cambiar una ortodoxia por otra no supone necesariamente un avance.

Resumen del libro (contiene spoilers, si lo lees, atente a las consecuencias)

En la granja Solariega del señor Jones, cuando este se va a dormir todo cambia. El “comandante”, un verraco de 12 años, los ha convocado a todos los animales para explicares un extraño sueño, al evento se presentan los perros, los cerdos, las gallinas, las palomas, las ovejas, las vacas, los caballos, la cabra,  el burro, los patos, la yegua blanca y la gata, solo falta el cuervo amaestrado.

Antes de contarles el sueño les incita a la rebelión contra el hombre, que los esclaviza y se queda con todo el resultado de su trabajo. También les pide que se comporten como camaradas entre ellos, haciendo un frente común (cuatro patas y alas) contra los seres de dos patas. Se siente viejo, tiene ya 12 años, por lo que aprovecha el mitin para despedirse de ellos y para encomiarles que transmitan sus palabras a las siguientes generaciones.

La reunión se acaba cuando la canción que cantan los animales despierta al señor Jones y este dispara un cartucho al aire.

Tres días después el Comandante muere. Pasan los meses la actitud de los animales ha cambiado, no saben si verán la Revolución que pronosticó el Comandante pera saben que tienen la obligación de prepararse. Tres cerdos: bola de nieve, chillón y Napoleón son los encargados de organizar y educar al resto de animales, desarrollan un sistema de pensamiento llamado “animalismo”

La rebelión llega mucho antes de lo esperado, un día el señor Jones está tan borracho que no les da de comer, y los peones tampoco. Al final los animales asaltan el establo y se sirven, cuando los hombres vienen son expulsados de la granja. Los cerdos han conseguido resumir todo el pensamiento animalista en siete mandamientos:

  • Todo lo que camina sobre dos patas es un enemigo.
  • Todo lo que camina sobre cuatro patas o tiene alas es un amigo.
  • Ningún animal llevará ropa.
  • Ningún animal dormirá en una cama.
  • Ningún animal beberá alcohol.
  • Ningún animal matará a otro animal.
  • Todos los animales son iguales.

El trabajo era muy duro, los instrumentos no estaban diseñados para ser usados por animales. Los cerdos en realidad no trabajaban, pero dirigían y supervisaban a los demás. Aunque alguno se escaqueaba un poco, en general todos trabajaban duro.

Cada domingo había una reunión donde se planificaba el trabajo de la semana. Deciden dedicar la casa de Jones a museo y un campo de detrás de la huerta como zona de descanso para los animales mayores, la discusión de la edad de jubilación en función de cada especie fue muy dura. Casi todos los animales saben leer y escribir, aunque los cerdos son los únicos que estudian otras materias. Empiezan a existir privilegios, los cerdos convencen al resto de que para dirigir la granja, necesitan beber la leche y comerse las manzanas, por lo que esa producción no se reparte equitativamente.

Lentamente las palomas expanden la noticia de la rebelión en la granja a otras granjas del condado. Los propietarios de las granjas colindantes se dedicar a propagar mentiras sobre la granja, hasta que un día, el señor Jones y algunos hombres más, intentan reconquistar la granja. Intentan pero no lo consiguen, muere una oveja como resultado de un disparo de la escopeta y un joven mozo por una coz de boxeador.  Los animales ganan la primera batalla

Pronto tienen una deserción, la yegua Marieta se va a la granja vecina, los azucarillos y las cintas para el pelo han podido con ella.

La vida continua, los cerdos planifican la siguiente temporada, aunque las decisiones se toman por mayoría, cosa cada vez más difícil, ya que Bola de Nieve y Napoleón discuten por todo, y cada uno tiene su grupo de seguidores

Las disputas entre los dos cerdos van a mayores, el debate se centra entre la modernización de la granja o la producción de más alimentos. Cuando parece que Bola de Nieve está ganando el debate, Napoleón llama a los cachorros de perro, que ya no lo son tanto, que ha adiestrado como su ejército particular y Bola de Nieve tiene que huir. Se producen cambios, las decisiones la toma ahora un comité de cerdos presidido por Napoleón, las asambleas semanales no se suspenden, pero en ellas solo se comunican las decisiones tomadas por el comité. Pasado un tiempo el comité decide llevar a cabo la modernización propuesta por Bola de Nieve, argumentando que era una idea de Napoleón que le había sido robada.

Trabajan muy duro, pero algunas cosas cambian, los cerdos se van a vivir a la casa, y duermen en camas, además Napoleón anuncia que hará intercambios con otras granjas, para así tener artículos que ellos no pueden producir, los excedentes los venderán a un intermediario para que los comercialice. Algunos animales están extrañados, estos temas se habían prohibido en las primeras asambleas, Napoleón y su ejército privado de perros calman los ánimos.

Una noche de mucho viento y tempestad, el armazón del molino cae, al día siguiente Napoleón anuncia que por la noche ha entrado Bola de Nieve y lo ha derruido, lo declaran traidor y ponen precio a su cabeza.

El invierno es muy duro, se acaban los alimentos y pasan hambre. Una mañana Napoleón convoca a todos los animales, los perros atacan a cuatro cerdos que dicen estar en contacto con Bola de Nieve, los cerdos son sacrificados, se inicia una gran purga. El himno oficial es abolido y en su lugar se crea otro.

Trabajan muy duro pero al final consiguen acabar el molino. Napoleón vende la madera a uno de los vecinos, con el dinero que le paga compraran la maquinaria para el molino, pero resulta que los billetes son falsos. Al día siguiente unos hombres armados entran en la granja, los animales se esconden, pero cuando los humanos dinamitan el molino, los animales furiosos atacan a los humanos y logran expulsarlos de la granja, aunque el ataque le cuesta la vida a una vaca, tres ovejas y dos gansos. Napoleón decreta que ha sido una gran victoria, porque han mantenido libre la granja.

Este año la vida todavía es más dura, menos alimento y más trabajo, ya que al trabajo de la granja hay que sumar la reconstrucción del molino y la construcción de la escuela para cerdos. Pero la proclamas del régimen dicen que viven mejor que con Jones.

Toda la producción de cebada se ha confiscado para hacer cerveza, que solo pueden beber los cerdos, y el cuervo que ha vuelto y predica de nuevo sobre monte Carmelo, el edén de los animales.

Boxeador espera la jubilación trabajando igual de fuerte que antes, le faltan tres meses para ella, cuando cae y se produce una herida. Pasados unos días sin que mejore los cerdos dicen enviarlo al veterinario, pero en realidad lo envían al matadero. Unos días después llega una caja de whisky para los cerdos. Las proclamas del régimen dicen que Boxeador ha muerto feliz de haber servido a la granja y de haber trabajado tan duro.

Han pasado muchos años, pocos animales de los originales quedan, y ninguno se ha jubilado. Napoleón convertido ahora en un verraco imponente hace tratos con los humanos, una delegación viene a visitar la granja. Por la noche los humanos y los cerdos están de celebración jugando a cartas y bebiendo cerveza. En el discurso del Sr Pilkington, este ensalza las bondades del sistema, la alta producción y la poca comida que reciben las clases bajas. Napoleón, en su discurso decide cambiar el nombre de la granja, se llamará granja Solariega.

Los animales que están mirando por la ventana se quedan confusos, no pueden distinguir a los hombres de los cerdos.

Es curioso cómo evolucionan los mandamientos, al final que uno único: TODOS LOS ANIMALES SON IGUALES, PERO ALGUNOS ANIMALES SON MÁS IGUALES QUE OTROS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: