A LA ALTURA DE DIOS

@lalibreriadeAndreu

La reseña que os traigo hoy es sobre una novela de ficción histórica, con mucha aventura e intriga, A la altura de Dios de Ramón Candelas. Aprovecho para agradecer la amabilidad del autor, que me hizo llegar un ejemplar de su obra para que la pudiera leer.  Solo leer la sinopsis ya sabía que la obra tenía un planteamiento muy interesante: ”En enero de 1887, en el París de una incipiente “Belle Époque”, un puñado de hombres audaces se enfrenta a un desafío tan antiguo como la humanidad: levantar una torre que acerque al ser humano a la altura de Dios. La Torre Eiffel. Un desafío a las leyes de la naturaleza. Un reto para la técnica surgida de la Revolución Industrial, pero también un proyecto controvertido en el que se mezclan pasiones, política y finanzas. Y, para aquellos que no aceptan el orden establecido, un objeto de odio contra el que dirigir sus iras. La historia transcurre durante la construcción de la Torre y la subsiguiente inauguración de la Exposición Universal de 1889. Una epopeya en la que se entremezclarán las vidas de dos jóvenes idealistas venidos del otro lado del Atlántico: uno, para participar en ella; el otro, para destruirla.

¿Qué me ha parecido el libro?

Estoy muy sorprendido por el libro, una novela de ficción histórica, con mucha aventura e intriga en el Paris de finales del siglo XIX, en el que el autor nos deleita con una historia muy documentada, en la que intervienen diversas formas de ver la vida: proletariado, profesionales, burgueses, nobleza, todas confluyendo en un momento muy interesante de nuestra historia, cuando los grupos obreros luchan por sus derechos después de la revolución industrial, y los anarquistas intenta imponer su ley.

El autor nos regala unas fantásticas descripciones de las ciudades por las que pasan los protagonistas: Chicago, Londres, Paris y Huelva. Pero no solo de las ciudades, también disfrutamos de las diferentes profesiones y aficiones: minería, ingeniería, arquitectura, pintura y de la forma de vida, tanto del proletariado como  de la burguesía y de la nobleza.

Pero si algo hay que destacar de la historia es todos los detalles técnicos que nos aporta sobre la construcción de la Torre Eiffel y la descripción de la Exposición Universal de 1889, y todo ello rodeada de una historia de amor y una trama que te mantiene en vilo, sobretodo en el último tercio cuando el desenlace se acerca.

En definitiva me ha sorprendido gratamente y os recomiendo su lectura.

Cosas que me gustan del libro:

  • Como enlaza hechos históricos tan dispares como los movimientos revolucionarios de Chicago, la huelga de los mineros de Rio Tinto y la construcción de la Torre Eiffel y la Exposición Universal.

Cosas que no me gustan tanto:

  • Hay tantos datos técnicos sobre la Torre Eiffel, que me ha sido imposible asimilarlos, aunque no ha sido nada pesado leerlos.

Frases para recordar:

  • Es lo que tiene el sistema de clases, más permeable hacia abajo que hacia arriba: la intensidad de la fiesta es inversamente proporcional a la categoría de la cubierta.
  • La mayor fortaleza de un ingeniero no está en el dibujo o en el cálculo, ni tan solo en los conocimientos técnicos, está en el sentido común
  • En el Stock Exchange no hay corderos, todo son lobos. Y si hay que ser un lobo para sobrevivir, entonces mejor ser el jefe de la manada.
  • Solo hay dos formas válidas de hacer las cosas: bien o mejor, y según en qué circunstancias, la segunda no es necesariamente la más deseable.
  • Solo los necios no lloran
  • La revolución necesita sangre, ríos de sangre que solivianten al pueblo contra los poderosos.
  • ¿No te parece que miles de buenas acciones, pueden borrar un crimen insignificante?
  • Los dos hombres se encaran, los dientes y los puños apretados. Típico del sexo bravucón. Así no se va a solucionar nada.

Sobre el autor:

Nació en Elda en 1960. Su currículum como escritor comenzó en 2006, cuando se decidió a dar forma a un antiguo proyecto que acabaría convertido en El último tesoro. Desde entonces, y en la medida en que el tiempo se lo permite, no ha dejado de escribir. El mismo reconoce que se ha convertido en una adicción. Sana, pero adicción. 

El último tesoro (2008) siguió La Teoría Variacional (2011), a modo de segunda parte de la Bilogía de Luna Ross. Aunque ambas pueden leerse de forma independiente, el conjunto guarda la unidad que le confiere su protagonista, una intrépida fotógrafa de naturaleza y paisaje.

En 2013 vio la luz A la altura de Dios. Se trata de una intriga histórica que gira alrededor de la construcción de la Torre Eiffel, en cierto modo su principal protagonista, y de un complot anarquista para destruirla el mismo día de su inauguración.

En 2016 publicó Real-Real, una novela juvenil de corte romántico y social que narra las peripecias de Josu Alkiza, un donostiarra forofo de la Real Sociedad, en una época (1979-80) en que el terrorismo alcanza su punto álgido en España.

En 2018 presentó a sus lectores Ulises, mi amor, una intriga que gira alrededor de una de las obras más geniales, polémicas, absurdas y poéticas de la Literatura Universal: el Ulises de James Joyce. Unos personajes poco convencionales envueltos en una trama amena a la vez que erudita, divertida a la vez que seria, culta a la vez que vulgar. Una novela diferente. 

En 2019 salió a la luz Cuartelillo. Una novela muy festera, que es, además, una novela muy eldense, en la que, por medio de la intriga, ha querido describir el ambiente incomparable de esa fiesta tan colorida, tan musical, tan suntuosa y tan divertida a la vez que son los Moros y Cristianos.

En 2020 publicó Víctimos, una comedia negra dedicada a todas las mujeres que sufren, o sufrieron, violencia machista, con el sincero deseo de que su lectura llegue a arrancarles una sonrisa.

Y este año presentó Quizá mañana, una novela futurista en la que el protagonista es reanimado, tras haber permanecido setenta y cinco años criopreservado, en un futuro sin violencia, sin hambre, sin enfermedad. ¿El sueño humano hecho realidad?

Como podéis ver, una bibliografía bastante amplia y de géneros muy variados.  

@lalibreriadeAndreu

Resumen del libro (contiene spoilers, si lo lees, atente a las consecuencias)

Chicago, década de los ochenta del siglo diecinueve, una época muy convulsa, por un lado la lucha por los derechos de los trabajadores, con grandes manifestaciones que consiguieron la implantación de la jornada del trabajo el día uno de mayo, por otro el fin de la arquitectura de la piedra y el inicio de la arquitectura del acero. Un francés, Gustave Eiffel, después de construir la estatua de la Libertad y participar en el proyecto del canal de Suez, quiere construir una torre de 300 metros, como enseña de la Exposición Universal de 1899.

Paul Bowman un joven americano, sobrino de un ingeniero colaborador del arquitecto que construyo los primeros rascacielos de catorce pisos en Chicago, es enviado a Paris a trabajar en el talles de Eiffel, para aprender el proceso constructivo de la torre. Pero no todo el mundo quiere que la torre llegue a buen fin, en Francia un grupo de intelectuales, liderados por un acaudalado ciudadano y en Inglaterra un grupo con intereses económicos que puede verse perjudicado, intentan poner trabas a su construcción.

Mientras Bowman está en Paris, trabajando primero como operario y después como copiador de planos, a la espera de que le asciendan y pueda realizar el mismo los planos de alguna de las 18.000 piezas que serán necesarias para la construcción de la torre; Hieronymus Schmidt está trabajando en Huelva, en la Rio Tinto Company, de aprendiz de dinamitero. El ya sabe de dinamita, fue el anarquista que hizo explotar la bomba el año anterior en Chicago, sus compañeros anarquistas le han encargado que confeccione bombas con la capacidad suficiente para hacer volar la torre Eiffel, aunque ellos no lo saben, el encargo viene de un grupo de acaudalados hombres de negocios que quieren recuperar la hegemonía inglesa.

Eiffel llama a Bowman, quiere que escriba un diario con todos los detalles significativos de la construcción de la torre: organización, procedimientos, fechas, costes, incidencias, todo ha de quedar anotado.

Schmidt continua trabajando en la mina, los fines de semana va a Huelva donde aprovecha para comprar material de contrabando para la bomba. Un anarquista cubano está empezando a hacer ruido por la zona, quedan un día para hablar pero a él le interesa pasar desapercibido. En la mina casi tienen un accidente, su rápida reacción le ha salvado la vida a su compañero y jefe. Empieza una relación con Mari Luz, la viuda del anterior dinamitero.

Paul continúa trabajando a tope, por un lado como delineante de piezas, que le ocupa toda la jornada y por otro como notario del avance de la torre, tarea a la que dedica todos los sábados, lo que no le deja espacio para intentar solucionar el desazón después de su corta e intensa relación con Kate en el barco, y que no pudo mantener por haber perdido su dirección es Suiza, aunque ella ya no está allí, su etapa en el internado ha finalizado y ahora está en Londres con su padre, que ha sido destinado a la embajada londinense. La torre ha continuado avanzando y están a punto de colocar el suelo del primer piso, todo un gran paso que dará solidez a los cuatro pilares existentes hasta ahora.

Eiffeel ha firmado un gran contrato para instalar las esclusas del canal de Panamá esto implica que alguno de sus ingenieros va a dejar de trabajar en la torre y le dan una oportunidad a Paul, promocionándolo a ayudante de ingeniero. Wilbur decide volver a América, pero antes compra el piso en el que estaba alojado y deja a Paul como administrador, su intención es alquilarlo durante la exposición universal.

La noche de fin de año Paul acompaña a Wilbur a una fiesta en la casa de Balkan, allí conoce a su hermana que no es otra que la muchacha que ha visto pintando en el parque algunos sábados. A Paul le gustaría tener una relación con ella, pero son de dos estratos sociales diferentes, además a los pocos días se va a pasar una temporada con su madre, enferma en Boldabia.

Mientras tanto en Londres, el nieto del empresario que quiere hundir las acciones del canal de Panamá, conoce en una recepción en la embajada francesa a la hija del secretario, que no es otra que Kate Blanchard.

En Rio Tinto se ha convocado una huelga, y una protesta contra las teleras, Hieronymus en un principio no quiere ir, tiene que ser muy discreto, además necesita el tiempo para continuar adelantando en su conocimiento del proceso de fabricación de explosivos. Mari Luz va y se enfada con él y ella si que va, está en primera fila con otras mujeres de mineros. La manifestación es reprimida por el ejercito y se producen varios muertos y muchos heridos, entre los primeros Mari Luz.

Balkan a ido a Londres para entrevistarse con los responsables de una revista anarquista, no tiene nada que ver con ellos, pero tienen un objetivo en común, el de destruir la torre de 300 metros. El sábado 31 de marzo la primera planta está finalizada, la torre ya es más alta que la mayoría de los edificios de Paris. El lunes iniciarán la colocación de las piezas para empezar el segundo tramo.

Hieronymus ha probado los explosivos que ha fabricado en el taller, está muy satisfecho del resultado, telegrafía a Londres avisando que vuelve, queda un poco más de un año para la inauguración de la Exposición Universal, y mucho trabajo por hacer.

Paul continúa trabajando mucho, y en mayo ha empezado el horario de verano, que lo alarga hasta doce horas diarias, solo tiene el domingo para descansar, y lo utiliza para pasear y escribir largas cartas a su familia. Un domingo se encuentra a la hermana de Balkan, quien le hace saber que está interesada por él. Mientras tanto, su hermano continúa maquinando para que las acciones de la compañía del Canal de Panamá, que el tiene en posición corta, le den pingües beneficios. Mientras tanto Hieronymus ya ha llegado a Paris, para empezar a trabajar las temas pendientes.

Mientras la torre alcanza los 116 metros de altura y se finaliza la colocación de la segunda plataforma, los anarquistas se reúnen con Balkan y deciden que el atentado se llevará a cabo por la noche, una noche del mes de abril, antes de la inauguración de la Exposición Universal. En esa reunión Balkan conoce a Schmidt y como sabe que vivió en Chicago, la ciudad de Paul, invita al germano a la fiesta de cumpleaños de su hermana para que puedan hablar sobre la ciudad en la que vivieron.

Hieronymus, junto con sus dos ayudantes, los hermanos Girad, han mezclado los ácidos necesarios para fabricar los primera tanda de explosivos, esta tarde tienen que dejar reposar la mezcla. Cuando pasa cerca de la torre se da cuenta de que no están trabajando, los obreros de han declarado en huelga, consideran que trabajar a más de 116 metros tiene un riesgo que merece una sobreprima. Mientras tanto en Londres Kate no quiere seguir adelante con su compromiso con  Patrick Fitzgerald, todavía siente algo por Paul.

Las acciones del canal de Panamá están muy bajas, en dos días la compañía se declarará en quiebra, los inversores ingleses deciden cerrar discretamente su posición. En Paris Paul le enseña la torre a Hieronymus, sin saberlo le está ayudando a que conozca los pormenores de la obra, ahora tiene más claro cómo introducir los explosivos y dónde colocarlos.

Con la proximidad de la inauguración las cosas se aceleran, por un lado los patrocinadores ingleses se retiran de la operación, ya no tienen motivos para destruir la torre, les dan una espléndida gratificación a los anarquistas ingleses, que deciden continuar con el plan pero cortando con todos los que no sean anarquistas, cosa que le va muy bien a Balkan que ya quería retirarse de la operación. Irina se ha ido, y le ha comunicado a Paul que no volverán a verse, que la relación ha sido un error. Balkan también se va, la madre de Irina está gravemente enferma y esto les da una excusa para desaparecer. Hieronymus ha sobornado a uno de los trabajadores descontentos y tiene los planos de los pilares y del ascensor, ahora solo le falta saber como puede detonar los explosivos.

La investigación por los robos da sus frutos, la policía detiene al descontento y este  implica a Hieronymus, pero nadie sabe dónde vive, aunque no sospechan de ningún atentado sino de espionaje industrial. A Paul le cuesta mucho recuperarse de la perdida de Irina.

Kate, después de enviar a su tía a Paris y que encontrara a Paul en compañía de Irina, decide continuar su compromiso con Patrick. Ahora este le dice que acompañaran al príncipe de Gales en su visita a la exposición universal y que podrán visitar la torre, cosa que no le fusta excesivamente, no sea que se encuentre con Paul. El abuelo de Patrick también está preocupado no sea que los anarquistas hayan continuado con el plan, cosa que están haciendo y avanzando rápidamente, ya han infiltrado a uno de los suyos como vigilante.

La gendarmería refuerza la vigilancia, han recibido un aviso de Scotland Yard y desconfían de los anarquistas. Hieronymus, en dos días, recibirá el material que le falta. Paul acompaña a la hija de Eiffel en la ceremonia de izado de la bandera, al acabar se lanzan unas salvas de cañones y una gran ovación se oye por todo el Campo de Marte. Paul no se queda a la comida, tiene un compromiso, pero cuando cruza el rio le parece ver a alguien conocido, es Hieronymus, decide seguirle y preguntarle por los planos, pero el alemán que lo ha visto le despista en el último momento.

Hieronymus inspecciona de noche la torre, para preparar el terreno para el día del atentado, hay mucha vigilancia, decide hacer recaer las culpas del robo en Paul, para ver si los gendarmes rebajan la vigilancia. El atentado coincidirá con la visita de la familia real inglesa, todavía falta un mes.

Paul regresa un domingo a su pensión y se encuentra allí con los gendarmes, en su habitación hay un montón de revistas anarquistas, los planos robados y unos cartuchos de dinamita. Aunque todos defienden su inocencia, se lo llevan detenido. Las pruebas que ha dejado Pascal Girard, el ayudante de Hieronymus, y la denuncia anónima, han dado su fruto.

El gendarme no cree en la inocencia de Paul, a pesar de que tanto él como Eiffel se lo intentan hacer ver. Por suerte la embajada americana a reaccionado, al aviso rápido de su patrona, y no le podrán aplicar métodos contundentes de interrogatorio, aunque de la cárcel no se libra hasta que no acabe la Exposición Universal.

La inauguración ha sido un éxito, más de 500.000 visitantes han pasado por el Campo de Marte. La torre se puede visitar hasta la segunda planta, para visitar la tercera se necesita el ascensor, que estará disponible para la visita de los príncipes de Gales. Los Fitzgerald ya están en Paris, Patrick oye rumores de un atentado y pregunta a sus contactos de Scotland Yard, que le comentan que había un atentado anarquista pero que se ha detenido el cabecilla, un tal Paul Bowman, el nombre a el no le dice nada, pero a su prometida si.

Paul recibe una visita sorpresa en la cárcel, Kate dice querer saber si es culpable, pero en realidad quiere saber porque no dio señales de vida. Se lo explican todo, y Paul le dice que es mejor que lo olvide, que su futuro es muy incierto. Pasados unos días Paul tiene otra sorpresa, Wilbur ha regresado a Paris junto con su mujer, y ha conseguido que el juez le deje salir bajo fianza, siempre que no se mueva del apartamento de Wilbur, esto le permite recuperar un poco la normalidad.

Markus Balkam regresa a Paris, Schmidt le engaña diciéndole que está desmantelando la operación y que necesita dinero, aunque él sabe que es un chantaje, pero está dispuesto a pagar, quedan por la noche para que a él le de tiempo de conseguir el dinero, pero es todo una trampa, Schmidt le cuenta su plan y después le da un navajazo y le tira al río Sena. Mientras tanto Paul es secuestrado en su apartamento.

Ha sido secuestrado por el padre de Irina con la intención de matarlo, pero cambia de idea, prefiere que Paul le diga a Irina que no la ama, que todo fue un montaje para hacerse con su fortuna, si lo hace le perdona la vida y lo embarca en el primer  barco que zarpe con destino a America. Hieronymus se está deshaciendo de todos los papeles, está noche es la gran noche y mañana cuando los príncipes de Galés suban a la torre, el mundo va a cambiar.

Paul en el último minuto cambia de opinión y se enfrenta al padre de Irina, en ese momento se oye mucho ruido en la puerta, entra el mayordomo y comunica que ha llegado Markus muy malherido. Markus puede explicar quien se lo ha hecho y que va a hacer, y poco más, tiene un pulmón perforado y muere en los brazos de su hermana. Paul va a ir en busca de Schmidt, pero no irá solo, el padre de Irina envía con él a uno de sus esbirros.

Antes de ir a por Schmidt pasa por el hotel de Kate, para explicarle todo lo que está pasando y pedirle que mañana no se acerque a la torre. Es sorprendido en la habitación por la tía de Kate y por Patrick, les cuenta la historia y al final lo creen, tanto que Patrick lo acompaña.

La incursión no acaba bien, Hieronymus y sus sicarios les sorprenden y después de un forcejeo Patrick resulta muerto y Paul encerrado en el conducto de humos mientras los anarquistas acaban de preparar las bombas y esconderlas dentro de los tanques de agua para que no se vean a simple vista. Paul puede salir por la chimenea de doce metros y después de una bajada un poco ortodoxa se encuentra con dos gendarmes, que no le creen, por lo que se ve obligado a empujarles y marcharse corriendo.

Se produce una carrera para salvar la torre, mientras los gendarmes le persiguen por toda la Exposición, tendrá una ayuda sorprendente, Kate que a pesar del peligro no duda en ir a la Torre a buscar a su prometido y a su amado.

El final, si queréis saberlo, os espera en el libro !!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: